|

Jerarquía de las Normas resultantes de acuerdos Internacionales.


Han sido dilemas de muchos años los conflictos entre las normas de derecho Internacional y de derecho interno o constitucional de una nación, ya que sin duda alguna, generan contradicciones e injerencias en las normas internas de los estados, creando dos criterios doctrinales: Interno o Constitucional, y la Internacional.

En nuestro marco legal, los acuerdos Internacionales están contemplados en el segundo párrafo del Art. 3 de la Constitución de la República, que textualmente dice: “La República Dominicana reconoce y aplica las normas del Derecho Internacional general y americano, en la medida que sus poderes públicos las hayan adoptado…”, lo que quiere decir que no hay una imposición ni asimilación general de las normas internacionales a nuestro país, sino que vamos asimilando estas normas, a medida que vayamos adquiriéndolas.

De igual modo, se puede apreciar en el Art. 55, numeral 6 de la Constitución, que el presidente de la República es a quien le corresponde “…celebrar tratados con naciones extranjeras u organismos internacionales…”, así como también, expresa que debe someterlos a la aprobación del Congreso; este último según el Art. 37 numeral 14, tiene atribuciones de “Aprobar o desaprobar los tratados y convenciones internacionales que celebre el Poder Ejecutivo”.

El congreso tiene facultad únicamente de Aprobar o desaprobar los tratados, condicionado por la previa observancia y estudio de nuestra Constitución; en caso de ser aprobado, adquiere la obligación de incorporarlo a nuestra legislación interna. Una vez aprobado, promulgado y publicado, se convierte en Obligatorio su cumplimiento, por lo que tiene que ser aplicado por los Tribunales al igual que una Ley.


“En esta materia, el derecho Internacional contenido en el tratado, se transforma en regla obligatoria de carácter interno y aplicable por los Tribunales, una vez cumplidas las formalidades, encontrándose en este aspecto la teoría dualista”. Álvarez Aybar, Ambrosio. Cuadernos Jurídicos. UNPHU. 1978.

Hay que destacar que el Derecho Interno no exime al estado del cumplimiento de sus obligaciones jurídicas Internacionales, y que el derecho Internacional no podrá aplicarse internamente, sino después de haberse adoptado en una norma de orden interno.

Según el profesor del Instituto de Altos Estudios Internacionales de Ginebra, Paul Reuter: “La superioridad del Derecho Internacional sobre el Derecho Interno, se encuentra en la base de una comprobación elemental: las reglas internacionales corresponden a intereses superiores a los nacionales”.

Con todo lo anteriormente expresado se puede afirmar que las normas resultantes de acuerdos Internacionales, tienen valor y fuerza de ley, pero más importante aún, que son de cumplimiento obligatorio e irreversible, salvo las excepciones establecidas en la Sección II de la Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados. Susodicha convención otorga jerarquía suprema a los tratados internacionales en su Art. 27, y lo más importante aún, es que regula los tratados Internacionales. Estos Acuerdos, Convenciones, tratados, modus vivendi, Estatutos, Pactos, Actas, Declaraciones, Protocolos, o intercambios de notas, forman parte del Bloque de Constitucionalidad, el cual tiene jerarquía superior al ordenamiento jurídico interno.

 

©2009 Ernesto Guzmán Alberto | Template Blue by TNB