|

Cantarle a los Narcos.

“Me dicen, mami, que esta noche tu estas al garete dale, papi, que estoy suelta como gabete!
te andan cazando el Buster y los mozalbetes
que se tiren, que estoy suelta como gabete!
“Dale Don dale”/ Don Omar.

Así honraba Don Omar el patrocinio brindado por Ángel Ayala Vásquez, alias Ángelo Millones, a quien ciertos reguetoneros entonaban en sus líricas con varios pseudónimos, entre los que se encuentran “Buster”, “Boster” y “Papa Upa”. La adulación no solo provenía de Don Omar, sino también de “Tempo”, el desintegrado dúo “Héctor y Tito”, de “El Father”, y uno que otro beneficiario directo o indirecto del gran negocio prohibido de nuestros tiempos.

El “Buster”, recién apresado en Puerto Rico, era capo de una de las redes de narcotráfico más poderosas del país vecino, cuyo éxito comercial comprendía la distribución casi exclusiva de éstas sustancias en al menos cinco estados de los Estados Unidos de América. Sin embargo, cuando se es distribuidor, no solo basta con tener un público leal ni tan solo confiar en la versatilidad y efectividad del distribuidor, sino que se debe tener una buena fuente que supla un producto de calidad.

Aquí entra el personaje principal de nuestra novela navideña 2010, que nos ha mantenido muy entretenidos durante estas pascuas. José Figueroa Agosto desde República Dominicana era el suplidor de Ángelo Millones, manteniendo viva la red que ha logrado impulsar muchos sectores, dentro de los que está la música de la “juventud”, el sector de la producción discográfica del reggaetón.

Parece unánime la inclinación de los narcotraficantes por la música. Recordamos que producto de las investigaciones del caso Figueroa Agosto, también fueron detenidos en el país los empresarios artísticos Luis Matos Mendoza y Kelvin Enrique Fernández Flaquer, a quienes la Fiscalía acusa de lavado de activos provenientes de esta red, lo que hasta acarreó la suspensión de un concierto con un artista internacional también boricua, el cual sería realizado iniciando el 2010.

De México se esperaría más; artistas contratados por los carteles para sus fiestas privadas; quienes conocen de la dudosa proveniencia del dinero que cobrarán. Hace semanas el cantante Ramón Ayala fue detenido por tocar en la fiesta de un cartel, encontrado en el acto al momento de realizarse el allanamiento.

La ostentación que personifican estos personajes artísticos, quienes deleitan a gran parte de nuestra juventud, hace cuestionar de primer plano estas manifestaciones exteriorizadas; y no digamos del lenguaje, de las líricas, ni de los mensajes subliminales. Puede ser que para algunos de ellos, cantarle al narco sea su religión, lo que podría convertirse en una práctica muy concurrida cuando las drogas terminen siendo legalizadas. El “blinblineo” no solo significa lujo, riquezas y ostentación, sino que es la forma más grosera con que puede ponerse en relieve a los ojos de todo el mundo la actividad del lavado de activos provenientes del narcotráfico.

“Pocos tienen el conocimiento
De lo que es la música
Y nosotros hemos sobrepasado los límites
Buster, esta es tu canción
Cógela, papi”.
“Más fama y dinero” / Tempo.

|


En busca del altar preferido. Evidentemente aún no encontramos los altares que siempre se rumoran caerán, ya sea por casos de corrupción, drogas o algún tipo de actividad ilícita que requiera de “vacas sagradas” y de aquellos auspiciadores de la más alta jerarquía o de la “honorable” élite social. Resulta penoso que muchos de quienes a diario instigan a las autoridades para erradicar nuestro paraíso de impunidad, hoy sin ser llamados ni invocados, salgan como escuderos de gente cuya honorabilidad se cuestiona y legítimamente se sospecha.

El día en que caiga algún pez gordo en el anzuelo, notaremos que no será un extraterrestre, sino gente de nuestro entorno de quienes posiblemente nunca habríamos de dudar. Antes de que obrando de buena fe, salgamos a defender personas en proceso de punición, escuchemos la voz de sobre quienes recae la dura responsabilidad de perseguir y castigar los crímenes y delitos.

Muchos de estos padrinos, auspiciadores, encubridores y testaferros, lógicamente tienen poderes de distintas naturalezas que en algún momento utilizarían. Pero al rechazar de primer plano cualquier acusación sobre alguien lo que nos induce es a pensar en que se busca un altar preferido para que caiga.

Sería lo más correcto que quienes buscan un altar preferido no se circunscriban a la política y a los cuerpo castrenses, sino que también existen otras esferas sociales colmadas de poder cuyos fines son perversos. Seamos más consecuentes con nuestro discurso contra la impunidad, y recordemos que la lucha contra el narcotráfico debe ser una política de Estado, así que dejemos a cada institución realizar su trabajo.

|


Mensaje a los Miembros Designados en el Parlamento Juvenil de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM).

Compañeros y compañeras:

Nos fue encomendada una función un tanto concisa y muy precisa, la cual se puede sintetizar en integrar al proyecto del Parlamento Juvenil de la PUCMM sangre nueva, jóvenes estudiantes de distintas carreras cuyos fines y perfiles guarden consonancia no solo con una visión común, sino también con los ideales más nobles y renovadores de la patria.

Y es que en el Parlamento Juvenil de la República Dominicana había un vacío, una de las voces más importantes de la Comunidad Universitaria de la República Dominicana no estaba presente; la representación de nuestra alma mater, la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra no figuraba en las deliberaciones.

Pero de manera gratificante hoy tenemos reunidos aquí a un grupo de jóvenes que prometen encaminar este proyecto, sirviéndose de él como experiencia que incitará a realizar los profundos cambios que requiere nuestro país.

Soy de los que piensan que el cambio no solo se concretiza con marchas y manifestaciones vitrinarias; así les llamo porque últimamente ha habido un auge de manifestaciones públicas realizadas en nombre de la juventud, que muchas veces motiva la participación juvenil para solo contentarse con simular una verdadera lucha, pero que no lo es en las entrañas de sus corazones.

Sino que el cambio se concretiza desde la esfera de actuación de cada uno de nosotros, algunos desde la sociedad civil, otros desde los partidos políticos, otros desde las federaciones, sindicatos, comités estudiantiles, asociaciones, así como desde los blogs, desde la prensa, las universidad, desde los Tribunales, hasta desde la cocina incluso.

Refiero a la cocina, porque por ejemplo somos un país rodeado de agua, y fácilmente podríamos equilibrar la tradicional canasta familiar con mariscos, con nuestra creatividad desde las cocinas. De manera que ante una crisis de carne roja o blanca, subsistimos con toda normalidad empleando alternativas, y eso es parte del cambio que requerimos, aprovechando los recursos a nuestra disposición.

Por eso también tengo mis reservas en cuanto a los modelos de organismos internacionales como los de la ONU, cuya franja no excede los simulacros, las cámaras fotográficas y la obscena ostentación de cargos diplomáticos.

Mi empeño en la conformación de este Parlamento viene dada a que entiendo que éste proyecto, en la medida de la voluntad de sus participantes, puede generar cambios, y el primero de ellos es romper con la apatía de la juventud por la política, que no es más que una consecuencia de las reprochables e impúdicas acciones de la clase política contemporánea.

Otro canal de cambio significativo es que ustedes tendrán contacto directo con nuestros congresistas, a quienes tendrán más oportunidad que otros de inculcarles el sentir de la juventud, de transmitirles las energías del cambio.

Igual con las iniciativas legislativas, uno de los déficit que ha presentado la Comunidad Estudiantil de la PUCMM, y que espero logren satisfacer. Las iniciativas legislativas se erigen por igual en otro factor de cambio, ya que tendrán oportunidad de formular y redactar anteproyectos de leyes los cuales podrán tramitar más fácilmente por las vías correspondientes.

Más allá de ser representantes de la PUCMM ante el Parlamento Juvenil, son representantes del segmento de la juventud que forma parte de la Generación del Cambio, es de rigor entender esto.

Su designación constituye un contrato de trabajo, un trabajo social y filantrópico que realizaran sin intereses pecuniarios. Tenemos fe en que llevarán a cabo su cometido, que guiarán por buenos senderos el proyecto y por ende esperamos no ser defraudados.

Muchos éxitos y esta Comisión de Selección de los Parlamentarios que hoy se disuelve, queda a su entera disposición.


Ernesto Guzmán Alberto
Presidente de la Comisión de Selección de Parlamentarios

|


La lucha contra el Narcotráfico. La lucha contra el tráfico de narcóticos no es algo nuevo, pero ahora es que está en auge en nuestro país; esto ocurre mientras que en otros lugares, pasada esa etapa, ahora luchan para que los riesgos y consecuencias de su consumo particular sean mínimos. De que si la legalización de algunos tipos y específicas cantidades de drogas fuera desde algún punto de vista más conveniente para el Estado, es un tema amplio que no abundaremos. Lo que sí debemos enfatizar es el hecho de que si el Estado dominicano está en un proceso abierto de lucha contra el narcotráfico, lo lógico es que todas sus instituciones actúen de manera coherente y en aras de un mismo fin. En esta lucha el Poder Judicial juega un rol sumamente importante, tiene el deber de enviar señales conjuntamente con las demás instituciones de que el Estado dominicano no tolera el narcotráfico. La política del Estado debe ser perseguir y castigar contundentemente esta actividad ilícita, lo que solo se logra si todas las instituciones operan en consonancia. La Judicatura no puede ser benigna y blanda con los sujetos implicados en estos casos de drogas, sino que debe realizar su labor en este amplio proceso de lucha.

|



Sentir. Los sentidos permiten a la especie humana ser algo más que una masa corporal. Sin ellos no habría dolor, ni por consiguiente amor, paz, felicidad... sufrimiento, cansancio, intranquilidad. Son los dispositivos de nuestro organismo vivo que detectan las fallas y reaccionan consecuentemente a las impresiones e interacciones; la visión, el tacto, el sabor, el olor y la audición nos permiten ser vulnerables, falibles y perceptibles. El gran peso de la mortalidad se erige en los sentidos, que a su vez operan como elementos esenciales de nuestra especie.

Quienes son menos sensibles están más cerca de ser máquinas. La sensibilidad, más que una desventaja, es una cualidad que humaniza al hombre. Asimilable a una virtud. Los sentidos se consideran perfectibles puesto que puede trabajarse en su mejoramiento, así que pueden ser perfeccionados. A pesar de que muchas veces lo sentidos engañan, son un medio de evidente importancia para constatar la verdad; engañan porque su naturaleza humana es falible, y ningún elemento del organismo humano escapa a esta realidad.

Podemos precisar que con la explotación de los sentidos podemos desarrollarlos, así como también desgastarlos. Igual ocurre con su abuso excesivo; puntadas ocasionadas de manera reiterativa conducirían a una alteración de su funcionamiento futuro, lo que quiere decir que modificaría las bases del sentido y produciría efectos ante los demás sujetos de las relaciones interactivas. A continuación comparto con ustedes uno de los anuncios publicitarios (Androide - Jhonnie Walker) que más me han gustado en toda mi vida, del cual se resalta el gran mensaje que transmite:

“Soy más veloz que tú. Soy más fuerte que tú.
Y ciertamente viviré mucho más tiempo que tú.
Si piensas que soy el futuro, estás equivocado.
Lo eres tú.

Si tuviera un deseo, desearía ser humano
Para saber como se siente sentir, desear,
desesperar, asombrarse, amar…

Yo puedo alcanzar la inmortalidad si no dejo de funcionar.
Tu puedes alcanzarla simplemente haciendo algo grandioso”.

|


El pastel del Consejo Nacional de la Magistratura. Era de esperarse que los partidos quisieran repartirse el pastel del Consejo Nacional de la Magistratura. Desde siempre hemos escuchado las críticas a tan recurridas jugadas políticas que en menoscabo de la institucionalidad, pretenden afianzar en las instituciones públicas cuotas del poder político-partidista. El Poder Judicial, administrador y garante de la Justicia no escapa a esta realidad, el cual sin lugar a dudas es el que menos parcialidad y afinidad política debe tener. Debemos cuidarnos del establecimiento de un bipartidismo que actúe al margen de la voluntad popular, que es lo que ha estado ocurriendo en nuestra vida política reciente. Procede la ampliación del Consejo de la Magistratura, no con una tendencia politizante, sino todo lo inverso, una ampliación despolitizante que incluya otros sectores de la sociedad dominicana. La pluralidad es muy importante para la Democracia, más que cuestión de partidos es diversidad de criterios, ideologías y opiniones. Hacemos un llamado a nuestros congresistas para que amplíen su visión de Estado, que comprendan que el progreso de los pueblos no puede estancarse por ambiciones de poder.

|


El escape del Furer. Dilemas abundan sobre los montajes de funestas muertes de destacadas figuras de la esfera política y social, quienes pasan a la historia con el trágico final de sus vidas. Un término que arguyen muchos es inducido coyunturalmente como escape a los riesgos más inevitables, que los conlleva a inexistir socialmente, existiendo humanamente. Muchos de estos relatos no han sido verificados, pero en el caso del Furer, recién afloran los resultados de una investigación científica sobre el cráneo incinerado hallado en el búnker donde el fenecido líder nazi pasó sus últimos momentos de vida. Los resultados indican que no corresponde con el de un hombre, sino con el de una mujer, no obstante haberse presumido desde siempre que era el cráneo de Adolfo Hitler.

El caso de Chapita o el Generalísimo (Trujillo), a pesar de ser descartado de inmediato por los grandes historiadores e intelectuales dominicanos, con la divergencia de no haberse desmeritado en base a los más avanzados estudios científicos, tiene características similares. La historia fue publicada en un periódico de Paris, firmada por “Jean Jirá / Fantastical”, cuyo título es “Trujillo no murió asesinado en 1961, sino de muerte natural en España en el 1991”. En él se relata que Rafael Leónidas Trujillo salió del país producto de las negociaciones con el gobierno de los EE.UU., y se montó toda una farsa en la cual uno de sus dobles fue asesinado para formar la escena del ajusticiamiento. La fuente de estas informaciones, aduce el escritor, fueron “documentos confidenciales en poder de los herederos del dictador dominicano”.

“Muy Interesante” publicó en febrero el artículo “desapariciones humanas inexplicables”, de la cual se puede derivar la conjetura de que muchas “desapariciones”, no fueron más que montajes similares a las muertes antes citadas. Se refiere el autor de tal escrito a “científicos renombrados de los que no hay rastro, exploradores que no regresaron de selvas remotas, monarcas de los que nunca se supo nada… Algunas de las desapariciones más enigmáticas son hoy todavía un misterio”. Otros relatos de corte similar pero con menos fundamento son las de Osaba Bin Laden, Elvys Presly y una de las más absurdas de todas es la de Michael Jackson, según la cual decidió reiniciar su vida desde cero. La diferencia radica en la ciencia no sustenta estas teorías.

La investigación sobre el cráneo del autor de “Mein Kampf" arroja grandes dudas sobre la historia escrita sobre su muerte; pensar que mientras él veía, nadie lo veía, puede ruborizar a cualquiera. Con esto se da valor y se revive la teoría del escape del Furer. Se desataca que la ciencia certifica estas aseveraciones, dejando a un lado las suposiciones y deducciones subjetivas, para irnos a lo estrictamente objetivo y verificable. La ciencia sigue dando giros a la humanidad, clarificando el pasado y el porvenir.

La técnica de las farsas muertes podría ser muy efectiva para las salidas políticas, y más aún cuando se logra alterar el curso de la historia engañando a la humanidad. Los vencedores, quienes escriben la historia, no se jactarían al mostrar un cadáver o algún indicio de una victoria sangrienta y aplastante contra algún contendor. Esta realidad haría más factible y efectivo el empleo de referida técnica. Gran parte del conocimiento apropiado ha variado producto del ejercicio científico, y podría seguir variando, lo impactante es el hecho de pensar en que el monstruo escapó, vivió en paz y fue feliz hasta su verdadera muerte.

|



La Nueva Directiva del Comité de Estudiantes de Derecho (CED) de la PUCMM - RSTA. Con el emotivo discurso de nuestro apreciado amigo y camarada Tony Abel Raful, para muchos el Águila, y con las nuevas energías de nuestro efusivo amigo y estimado compañero Luis Rafael Pellerano, el pasado miércoles 16 de septiembre fue celebrado el acto de Juramentación de la Nueva Directiva del CED – PUCMM. La gestión 2009-2010 tiene todas las probabilidades del éxito muy por encima de lo que cualquier otra gestión pudo haber logrado. Prueba de ello es que sin haberse efectuado la juramentación, ya habíamos realizado dos reuniones ordinarias, y una extraordinaria; tres reuniones en las cuales hemos avanzado más de lo esperado. Próximamente presentaremos a la Comunidad Universitaria nuestro ambicioso Plan de Gestión, así como los avances en materia Deportiva, de Formación Jurídica, de las Actividades de Recaudación e Integración, Pasantías y Becas, y demás Proyectos en los cuales trabajamos. Felicitamos a los colegas que asumen la dirección del CED en esta ocasión y les deseamos grandes éxitos. Compañeros y compañeras, recuerden que todo estudiante de Derecho es miembro del Comité, acompañarnos por esta gran travesía, siéntanse parte y contribuyan con la “Gestión del Compromiso, la Unidad y el Cambio”. 143

|

Para el camarada Tony [Aguila] Raful.

Los amigos de las mieles del Poder. Alardean algunos viejos robles de sus inolvidables otoños, primaveras, veranos e inviernos, cuando sus vidas revestidas de importancia circunstancial, eran respaldadas por fieles acompañantes del poder. Lúcidos sujetos que aprovechaban las mieles derramadas por aquel quien confiando de los elogios y la buena aceptación, consentía el trato especial que le he era brindado. No más fugaz que una estrella, pero si más que un apagón, eran las fuentes de tan afable devoción.

La fugacidad era de esperarse donde nada es eterno, donde reposa la idea utilitaria de los entes políticos, que solo son teclas útiles cuando pueden ser pulsadas. Corroído puede sentirse quien ha comprendido este ciclo y ha formado en alguna de sus fases parte determinante. No podéis invocar justicia, ya que en tierra de estos animales racionales no es más que la expresión del idealismo, que en la praxis se esfuma como lo hace la vida misma.

A pesar de esto, dentro de los polos del alambrado de la vida política yacen seres que inobservan estos patrones, y se sitúan bajo la lealtad y admiración permanente y duradera, condicionándola únicamente al respeto de sus principios y valores. No te dejarán solo, aunque te sientas solo. Con la existencia de ambición desmedida, la miel jactaría con exceso de vanaglonería.

No debes olvidar que hay que tener muy en cuenta quienes son de confiar, esos serán quienes te habrán de acompañar. Los viejos robles aconsejarán que no se puede mucho confiar, por eso adivinarán lo que con uno pasará. Y es que la experiencia es la más notoria y destacada característica del hombre, que demuestra su recorrido por el mundo de los obstáculos y sobretodo la victoriosa resistencia a las mordidas de los demás animales racionales.

“El hombre es un lobo para el hombre”.
Thomas Hobbes.

|

El derrotero del Pueblo Dominicano. De vez en cuando reflexionamos sobre el proceder del pueblo dominicano, cada vez que constatamos las ominosas acciones de nuestros compueblanos. En ocasiones afirmamos que estamos en una jungla, cuyos habitantes son evidentes seres vivos, pero no todos de la especie humana. También nos preguntamos si esta situación será eterna, si se vislumbra algún cambio, o hacia donde nos dirigimos.

Las masas del pueblo se vuelven inmanejables. Difícilmente se guía una nación por los senderos del desarrollo con espíritu tan rebelde y renuente a los cambios. La anarquía es nuestra insignia, que no demuestra más que nuestra condición de país en vías de desarrollo, donde aseguro permaneceremos por siempre, aunque luego se cambie el título a esta clasificación. Aquí las leyes no son el problema, sino la actitud de la gente.

Juan Bosch afirmaba que en el caso de los EE. UU., sus “demostraciones de una indudable solidez institucional que contrastaba con la situación caótica de nuestros pueblos…. no se debían a las virtudes ciudadanas de los norteamericanos, sino al sistema socio-económico en que se formaron las colonias inglesas de América del Norte”. Así pues los Estados Unidos nacieron virgen, integrando no solo a colonos ingleses que huían de su realidad socio-económica, sino también a inmigraciones provenientes de otros destinos, hecho que constituyó un verdadero ejemplo de convergencia de ideas y pluralidad de culturas, que juntas encaminan al “sueño americano”.

El común denominador de todos era su firme creencia en el cambio, el ideal de una sociedad que para ellos era más justa y llevaba al terreno de lo real sus sueños. En nuestro caso, no seguimos un modelo ideal, ni nacimos concibiendo un objetivo propio. Fuimos violados desde que éramos un feto de Estado, y así lo fueron nuestros más remotos antecesores, quienes por su natural inocencia fueron explotados por los despiadados colonizadores que de descubrieron el paraíso.

Urge formular los objetivos de la nación dominicana, encaminarnos por el derrotero del desarrollo, con miras a la estabilidad y al verdadero progreso; que como fin último nos traerá la felicidad humana. Del planteamiento de Bosch se puede inferir que nuestro sistema socio-económico nos ha impedido salir a flote. Si continuamos sin tener claras cuestiones elementales como nuestro rumbo, objetivos y nuestra visión, continuaremos estacados hasta el fin del mundo.

|


Proyecto de Ley de Delitos Mediáticos. El gobierno de la República Bolivariana de Venezuela ha estado impulsando un proyecto de Ley de Delitos Mediáticos, que tiene como finalidad prevenir la difusión por los medios de comunicación, de informaciones que carezcan de veracidad, oportunidad e imparcialidad. Esta propuesta oficial tiene su origen en la situación de constante confrontación entre los sectores empresariales y el gobierno de Venezuela, donde la clase burguesa que ostenta los capitales, emplea sus medios para desestabilizar el orden público y la paz social; esto con la finalidad de lograr el fracaso del Presidente Chávez y su gestión.

En nuestro país ocurre lo inverso, los medios de comunicación se han convertido en los principales aliados al gobierno, o no sabría si decir del Presidente Fernández, porque al Presidente Mejía le sucedió algo similar, pero a menor escala de lo que a Chávez hoy le acontece. Es un secreto a voces que muchos comunicadores dominicanos cobran por sus ‘benignas opiniones’ al gobierno, o por el servicio de ‘atenuación del descontento popular’. Los beneficios para la clase periodística dominicana son diversos, que van desde almuerzos y fiestas en palacio, hasta invitaciones a los viajes oficiales del Presidente.

La Ley presentada por la Fiscal General de Venezuela ante la Asamblea Nacional, establece de dos a cuatro años de cárcel como penas por la comisión de estos delitos, entre los que están la divulgación de noticias falsas, manipulación de noticias, coacción mediática, instigación y otros. Sin embargo, en esta materia, al igual que en casos de difamación e injuria, estamos convencidos de que la privación de libertad no debería primar como sanción a aplicar, sino las sanciones de orden pecuniario y administrativo.

El proyecto de Ley no es una censura a la libertad de expresión, sino una regulación a un derecho fundamental, que si bien es pilar de democracia, puede desestabilizarla hasta derrumbarla. Desde hace décadas la comunicación masiva y sus medios han venido consolidándose, en la actualidad constituyen una poderosa herramienta en manos de sectores muchas veces ajenos a la idea del bien común, o bienestar de la colectividad. Es por lo tanto una necesidad ‘lograr el equilibrio y la armonía entre los derechos a la libertad de expresión y a la información oportuna, veraz e imparcial’, tal y como literalmente plantea el proyecto de ley.

|

Luchar contra los vicios de la Eduación Nacional.- El discurso político no prescinde de acentuar la educación como una de las áreas más esenciales para el progreso de los pueblos, sin embargo, conjugar el discurso con las acciones es una tarea tradicionalmente difícil. La educación no es sólo impregnar conocimientos en las personas, sino formarlas integralmente en distintos renglones, con capacidades que permitan enfrentarse a las vicisitudes sociales de manera atinada y eficaz, no sólo en base a conocimientos teóricos y prácticos, más bien incluyendo valores y el sentido humano.

Desde su origen, han sido públicas y regulares las denuncias de fraudes en las pruebas nacionales, así como diversos mecanismos de trampa en las mismas, a pesar de que constituyen el mecanismo por excelencia del sistema dominicano de educación, mediante el cual se intenta medir el dominio de los estudiantes de temas generales y elementales de cuatro materias básicas. Puede que las mismas requieran una reorientación o una reformulación, pero en cuanto a su necesidad, esta resulta obvia e incontrovertible.

Si los resultados no están viciados, como generalmente lo están, sirve tanto para medir el cumplimiento del programa académico por parte de los maestros, así como también si los estudiantes han asimilado estos conocimientos. Este año, el Secretario de Estado de Educación ha decidido luchar contra estos vicios que carcomen los cimientos estructurales de nuestra sociedad, como lo es la educación, hecho que debemos aplaudir y elogiar como un verdadero progreso.

Lamentablemente y como siempre, se intentan disuadir acciones de este tipo, y así lo están tratando de hacer una serie de organizaciones e individuos, para quienes un 'chivo' en unas pruebas nacionales, no es más que 'una cosa de muchachos', siendo más condenable aún el hecho de que tengan todas y cada una de las respuestas de las pruebas en sus equipos celulares.

Sin luchar desde las entrañas de la sociedad por los valores, el civismo y la educación, nunca apreciaremos cambios en los estamentos de poder; pues no se estaría luchando contra el cáncer, sino contra sus efectos. No podremos exigirles a estos 'muchachos' transparencia y honestidad, cuando estamos dando aquiescencia a sus actos deshonrosos desde temprana edad. Si no lo hacemos así, la lucha contra la corrupción continuará siendo en vano, y desde luego errática.

|

Boletín Communis Opinio - Año 1, No. 18, Junio 2009.

Un año en el CED. Es muy posible que durante un año desde el Comité de Estudiantes de Derecho no se pueda hacer todo lo que se planea, pero se puede hacer mucho. Por lo menos aquellos quienes tienen sentido de compromiso y responsabilidad en lo más incógnito de su ser, aquellos en quienes no radican los sentimientos banales pero que los valores y principios inspiran su accionar. Más elocuente que un discurso hueco lo pueden constituir los actos y acciones que se desprenden de cada quien. Llegó la hora de rendir cuentas y explicar que se hizo con la oportunidad que el estudiantado brindó a la actual gestión del CED. Es uno de los deberes correlativos a los derechos en la democracia, a pesar de que cada año la democracia sea el escenario perfecto para engañar al pueblo; lo que es una realidad de la Sociedad dominicana, y subsidiariamente de nuestro Comité de Estudiantes de Derecho. Si dan un voto tienen derecho a recibir las facturas.

|

El hombre de las gafas negras ha caído.

La vida activa e incidentada del presidiario era de conocimiento de todos. Sobre sus pasos recaía el interés público cada vez que con su fragancia y esplendor se resaltaba el brillo que iluminaba los focos de los camarógrafos. El intocable, intimidante e insoslayable, nunca pasaba por desapercibido. El temor que inspiraba su persona no fue más que producto del mundo de las drogas, del cual se dice no sólo estuvo en tránsito, sino que allí tenía formal domicilio y residencia. Con drama se introdujo en la palestra y con drama acaeció el suceso que lo ultimó. Su estilo era el de los grandes capos, con las más caras marcas que etiquetaban sus accesorios y un círculo impuesto por el Estado que con respeto y lealtad le guardaban su espalda.

La razón de esa lealtad tenía su costo, facturada sin comprobante fiscal. Era tal que al tenor de un Juez ordenarlo, un oficial no tuvo el coraje de retirarle las gafas al subjúdice en un Tribunal. Le caracterizaban la irreverencia, el orgullo y endiosamiento. Su natural altivez y respaldo económico llegó hasta a endosar la función de un fiscal a quien le acarreó un juicio disciplinario por favorecer al hombre de las gafas negras con una petición de libertad condicional. Vislumbrable resultaría que su fin correspondió a su soberbia, que al un guardia montao clausurarle su oasis semanal, tuvo como respuesta una agresión callejera que automáticamente activó el gatillo que culminó con su marcado paso nuestra tierra.

|

Boletín Communis Opinio - Año 1, No. 17, Mayo 2009.


El Código Constitucional Dominicano. Ha sido avisada con tiempo la posibilidad de que el producto de esta Asamblea Revisora sea un Código, no una Constitución. Y es que de 122 artículos contenidos en nuestra constitución vigente, se aumenta a 254 artículos en el anteproyecto, además de 9 disposiciones transitorias, y 2 derogatorias, que en la vigente están incluidas entre los 122. La constitución de los EE.UU. tiene 7 artículos con 27 enmiendas, que en términos comparativos de extensión, nuestro anteproyecto resulta ser tres veces más extenso que la Carta Sustantiva de los norteamericanos con sus veintisiete enmiendas incluidas. Constitucionalizar la asignatura de educación física y la de moral y cívica resulta excesivo, igual que redundar en torno a los valores y principios cuya repetición caracteriza el texto. Debemos impedir que las constituciones sean en la práctica simple declaraciones, pero eso no se logra constitucionalizandolo todo. En esta asamblea se está constitucionalizando pensando que con la simple incorporación en la constitución se logrará efectividad, cuando además de su existencia, lo que se requiere verdaderamente son garantías, voluntad y acciones firmes.

|

Boletín Communis Opinio - Año 1, No. 16, Abril 2009.

Respetar la Constitución. Este mes se conmemora la insigne Revolución Constitucionalista del 1965, aquella trascendental lucha por el respeto de la Constitución. Este hecho histórico nos indica la importancia de la Supremacía de la Constitución por encima de toda voluntad particular, de todo acto, ley, reglamento, decreto, resolución, de toda decisión proveniente de cualquier poder público constituido. Un día como hoy 27 de abril del 1965, el pueblo dominicano era bombardeado por gente de su gente, sangre de su propia sangre. Esto también nos enseña que la Constitución, que diariamente es utilizada como un pedazo de papel..., puede invertir el orden social y político, causar estragos y muchos males. ¿A caso es lo que el país está necesitando? Vale de exhortación a quienes juegan a diario con la carta sustantiva de la nación.


A luchar soldado valiente,
Que empezó la revolución,
A imponer los nobles principios,
Que reclama la constitución.
(…)

|

Boletín Communis Opinio - Año 1, No. 15, Abril 2009.



“Para Obama con afecto”.
El cambio fue slogan de campaña, pero ya se está materializando. Existen políticas de Estado que sin distinción de la figura que ostente la Presidencia de los EE.UU., continuarán siendo la línea de aquella poderosa nación, pero hay otras que son variables. En lo que va de la gestión Obama, han variado la diplomacia y las relaciones internacionales con sus vecinos de la región. El mismo hecho de aceptar que la política norteamericana hacia Cuba ha fracasado, y que “hay que entender el pasado para seguir adelante”, evidencian el interés por el cambio. Toda esta cordialidad entre Norte, Sur y Centroamérica, son bienvenidas por la comunidad internacional, más aún cuando siempre hemos visto a los Presidentes norteamericanos como entes aislados; pero verlo junto a los nuestros, dando la mano Correa o al mismo Chávez, causa sensación. La dedicatoria “Para Obama con afecto” de Chávez al regalar aquel libro de Galeano, es el sentir mismo de América Latina.

|

¿Abortistas y moralistas?
Por Ernesto Guzmán Alberto.

Omitir mi opinión sobre el artículo 30 del proyecto constitucional, me resulta irresistible. Es penoso que todavía en nuestra sociedad se pretenda invocar una moral desfazada para impedir el avance de la Ciencia. Es la misma moral usada de escudo cada vez que a ciertos sectores les conviene, un instrumento empleado a discreción de algunos. Así como comúnmente tildan erradamente a distintos actores de lucha y reivindicaciones sociales, se ha cometido la barbaridad de tildar como pecaminosos, inmoralistas y abortistas a quienes favorecen el aborto en ciertas situaciones. Y es que aún predomina en la mente el sesgo que provoca el opio de los pueblos. Mientras la nación dominicana no entienda que el Estado y la Iglesia son dos cosas distintas, seguiremos siendo impulsados por el fanatismo y una razón totalmente viciada por la Fe. Debemos comprender que el tema del aborto es un tema más técnico que religioso, más científico que moral, y que no todo se resuelve con Fe.

El derecho no escapa a la teoría de Einsten sobre la Relatividad de las cosas. El derecho mismo no es absoluto, tiene sus excepciones. Por ejemplo, una excepción al principio la publicidad de los procesos judiciales, son los casos en los que se podría perjudicar al orden público o a las buenas costumbres; una excepción al principio de doble grado de jurisdicción, son los procesos judiciales seguidos a funcionarios que les compete en única instancia la jurisdicción privilegiada; una excepción al derecho de libertad individual, es si un sujeto es encontrado en flagrante delito. Inclusive algunos derechos fundamentales del artículo 8 de nuestra constitución, encuentran su excepción en los casos de estado de sitio, ya que puede ser suspendido el ejercicio de los mismos. Y así encontramos numerosas excepciones en nuestro ordenamiento legal, y en el de cualquier otro Estado.

Así como la sociedad evoluciona, varían sus normas de acuerdo a sus requerimientos. El adulterio fue una vez un tipo penal, y hoy no lo es, sino que apenas es condenado moralmente. Igual pasó con la Pena de muerte, de la práctica a su absoluta prohibición. Es incontrovertible que a nadie se le puede imponer la moral de otro, porque es asunto meramente subjetivo. La cuestión no es propugnar pura y simplemente por el aborto, sino enumerar taxativamente una serie de casos en los cuales cabría la posibilidad, según consientan las partes, a determinar el curso de sus vidas, respetar el derecho a su autodeterminación, pues si bien es cierto que el concebido tiene personalidad jurídica desde la concepción “para ciertas consecuencias”[1], la madre tiene un conjunto de derechos y obligaciones con mayores efectos e incidencias en las relaciones jurídicas ya contraídas. Drástico es en aquellas naciones donde se limita la cantidad de descendientes; o el caso en que se conozca de antemano que la criatura tendrá corta duración de vida, eso sí le causaría mayor impacto a la sociedad y más a sus padres, al saber que dentro de poco se enlutarán.

Infans conceptus pro iam nato habetur, siendo predominante o no en la doctrina, es una de varias teorías, entonces además de todo estaríamos imponiendo como país una teoría sobre otras, dentro de un abanico de teorías jurídicas que aún los doctrinarios discuten. En vez de lo que intenta añadir el Partido Reformista Social Cristiano al artículo 30, que terminaría estableciendo “el derecho a la vida es inviolable desde la concepción hasta la muerte natural”, favoreceríamos que quede establecido que “el derecho a la vida es inviolable desde la concepción hasta la muerte, con las excepciones que establezca la ley”. Es decir, que una ley sobre aborto desglosaría ciertos casos como la violación, peligro de muerte de la madre, incesto y determinadas malformaciones, en los que podría permitirse la práctica del aborto. Evidentemente esto no reduciría la práctica del aborto, pero tampoco le pondría una camisa de fuerza a la maternidad y paternidad, a los médicos, ni a la ciencia. Tampoco comprometería la responsabilidad penal o civil del médico al tomar una decisión situacional. Insisto, parte del problema en el caso dominicano sobre la discusión del tema, radica en entender que el Estado y la Iglesia son dos cosas distintas y separadas.

[1] Clemente Soto, Álvarez. Prontuario de introducción al estudio del derecho y nociones de derecho civil. Ed.: III. Editorial Limusa, 1982. ISBN 9681815513, 9789681815516. 390 páginas.

|

Boletín Communis Opinio - Año 1, No. 14, Abril 2009.




La ANTENA de la Presidencia.
Países como el nuestro han tenido suficientes vivencias en lo que respecta a la manipulación de los medios de comunicación masiva, realidad que todavía se evidencia en el mundo, y la República Dominicana no es la excepción. Tampoco es un secreto que el Presidente Fernández domina a la perfección la Sociología de la Comunicación, que conoce a plenitud la importancia del control de la información y los medios, siendo por ello que sus principales aliados desde siempre han sido los periodistas. Hago estas precisiones en virtud de la creación de la Agencia de Noticias y Temas Nacionales (ANTENA), un medio oficial que según Rafael Núñez, será “un vehículo idóneo para lograr una mayor transparencia de la gestión oficial”. Con un sistema de prensa centralizado y la información oficial monopolizada, sólo tendremos lo que nos presente el Palacio. Esto podría ser muy perjudicial para Nuria, Huchi, Alicia, pero sobretodo al Pueblo dominicano y sus intereses.

|

Boletín Communis Opinio - Año 1, No. 13, Abril 2009.

Méritos a quienes lo merecen. Muchas veces se prefiere no reconocer méritos a instituciones o personas por razones políticas, predicando la regla Maquiavélica: “El que ayuda a otro a hacerse poderoso, causa su propia ruina”; evitando reconocer para no empoderar. En oposición a esta regla, debemos reconocer los logros alcanzados por la Suprema Corte de Justicia en esta primera ola de Reformas, que aunque todavía se evidencian debilidades, ha mostrado gran interés por la eficientización de los Procesos Judiciales, la implementación de tecnologías vanguardistas, formación de la Judicatura, así como el gran fortalecimiento institucional. Plantea el Mag. Subero Isa, que “El Poder Judicial Constituye una ventaja competitiva que debe ser tomada en cuenta por los inversores”. Reconociendo méritos, entendemos que aún no estamos al nivel de incluir el Poder Judicial dentro del paquete de oferta etiquetado “República Dominicana”, pues si han habido cambios, no menos cierto es que aún restan cambios de fondo previstos en la llamada “Segunda Ola de Reformas”.

|

Boletín Communis Opinio - Año 1, No. 12, Marzo 2009.

Indelicadezas en la abogacía. Es criticable la actitud de ciertos abogados y “connotados juristas”, cuyas consciencias regularmente confunden el estrado con los escenarios de los programas de televisión, o las cabinas en la radio. Se ha seguido la tendencia de dilucidar casos en los medios de comunicación, con el fin de moldear una percepción ciudadana a favor de una de las partes. Lo más condenable es cuando se socavan honras y reputaciones, y más sin respetar la presunción de inocencia, hecho que se ha convertido en algo común en estos años. Tangible es el caso de Pepe Goico, a quien un grupo de abogados le han causado tremendo daño moral ante la sociedad, a tal punto que es percibido como un criminal sin serlo; sin embargo, ha sido nuevamente descargado judicialmente por una Corte. Es una realidad que para parte considerable de la clase jurídica de la nación, la ética no tiene valor alguno. Obsérvese el Código de Ética del Abogado, todo un gran pedazo de papel.

|

Boletín Communis Opinio - Año 1, No. 11, Marzo 2009.

La Presidencia de la República y Doll House, más cerca que nunca. Me dirigía hacia el Palacio de Justicia de Ciudad Nueva por la avenida George Washington, cuando pude apreciar una gran infraestructura color naranja, rotulada bajo el título “Presidencia de la República”, identificada con un gran Escudo de la Nación, contigua a uno de los más afamados centros de diversión nocturna para adultos de ésta Ciudad Primada de América. Me refiero a Doll House Gentlemen’s Club. Resulta ser que Doll House y la Comisión Nacional para el Desarrollo Barrial, ahora son vecinos. Ya hemos sabido de un centro de tráfico de drogas que operaba arriba de un destacamento, de estructuras operacionales que cubrían un centro regional de la Policía Nacional, de nominillas dentro de las nóminas, y ahora de una oficina Pública separada de un centro nudista por un simple lindero. Es algo muy curioso, pero contraproducente en cierto sentido.

|

Boletín Communis Opinio - Año 1, No. 10, Marzo 2009.

Por los Derechos Fundamentales. Fue muy interesante escuchar en la I CONAD, a distintos sectores del ámbito Jurídico expresarse sobre temas del Derecho, en los cuales existe una opinión generalizada acerca de los mismos. Sin distinción de ser estudiantes, magistrados o juristas, todos fueron escuchados, y el criterio general indica que se necesita aunar más esfuerzos, mayor interés y muchas más acciones contundentes en aras de lograr la efectividad, protección y real garantía de los Derechos Fundamentales. Como dijo uno de los ponentes, todavía estamos construyendo nuestro Estado de Derecho. Otra conclusión sumamente importante del evento, es que no es suficiente consagrar derechos, tampoco aprobar “alocadamente” convenios internacionales, sino que deben protegerse y se disfrutarse, hasta lograr su fin último, que es la felicidad humana.

|

Boletín Communis Opinio - Año 1, No. 9, Marzo 2009.


La Justicia Relativa en SOMO. Recuerdo aquella primera clase de Introducción al Derecho I, en la cual el profesor Eduardo Sanz Lovatón (Yayo), nos asignó la tarea de indagar el significado de la palabra Justicia entre las ideas plasmadas en la imprescriptible obra “La República” de Platón. De esa investigación no afloró otra conclusión más que la Justicia es Relativa, la misma Justicia que es invocada en los Tribunales, que no dudó el profesor en aseverar que “No Existe tal Justicia”. De esto hay pruebas y testimonios en demasía, pero uno muy interesante y actual es el caso SOMO, en el cual un Tribunal Arbitral (de la CCPSD), y el Tribunal Electoral (JCE), no convergen en lo que valdría como Justo en este caso, pues uno evacua una decisión y el otro no la comparte.

|

Boletín Communis Opinio - Año 1, No. 8, Marzo 2009.


El discurso del Presidente. Conocida es la terminología de éstos discursos, donde la elocuencia retumba por los daremos, trabajaremos, equiparemos, continuaremos y demás emos… Pero me referiré únicamente a lo relativo a la enunciación de los miembros de la comisión de constitucionalistas que elaboraron el anteproyecto de reforma Constitucional, donde coincidencialmente entre los nombres que se le olvidaban al presidente mencionar, están los de los únicos dos vinculados al Partido Revolucionario. Nuestros dos apreciados profesores Eduardo Jorge Prats y Milton Ray Guevara, de quienes no dudaría que fueron de los sujetos más activos en las sesiones de la comisión, quienes también merecen todos los créditos. Lamentablemente igual pasó en las transcripciones del discurso colgadas en la red, en donde también olvidaron citarlos. Son “errores” imperdonables.

|

Editorial del Boletín Communis Opinio - Año 1, No. 7, Febrero 2009.


Mag. Subero Isa.
En los últimos meses han sido varias las expresiones provenientes del magistrado Jorge Subero Isa, que denotan cierta debilidad o cansancio en el ejercicio de la máxima autoridad del Poder Judicial. De escucharlo decir que la SCJ requiere un nuevo liderazgo, hasta decir que a los jueces se les atribuyen todos los males del país, y que de momento se le atribuirá “la culpa de que Colón descubriera América”, da lugar a muchas interpretaciones. Honorable magistrado, sea cuidadoso con ese tipo de expresiones, que pueden percibirse como mucho, menos como que la SCJ es la víctima.

|


Editorial del Boletín Communis Opinio - Año 1, No. 6, Febrero 2009.

La I CONAD. Por mucho tiempo en el país ha habido un vacío en lo que refiere a eventos jurídicos nacionales, que logren aglutinar a los distintos sectores de la comunidad jurídica. La I CONAD es un grato esfuerzo por satisfacer esta necesidad. Además del Concurso Académico de Investigación Jurídica, la convención comprenderá una serie de conferencias magistrales y ponencias estudiantiles, que son de gran importancia para la formación complementaria del abogado del mañana. Anímense a participar!

|

La responsabilidad política de los servidores del Estado.
Por Ernesto Guzmán Alberto.

Son muy conocidas en estos días las atrocidades y discordancias cometidas por funcionarios del Estado, que perjudican y ocasionan daños de distinta naturaleza a la “cosa pública” y sus entes vinculados. No toda acción puede ser objeto del Derecho Penal, del Civil, ni de cualquier otra rama especializada del derecho, sino que puede únicamente circunscribirse a sanciones de índole moral, política, hasta simples amonestaciones. Esta situación, acompañada del proceso desvalorizador e inmoralizante que progresivamente lacera distintas esferas de la sociedad, viene a constituir una real e inmediata necesidad para articular sobre la figura del Juicio Político en la República Dominicana.

No es más que en el numeral 4 del artículo 23 de la Constitución de la República, donde es enunciado éste instituto jurídico. En este lacónico apartado de cuatro oraciones queda establecido, no habiendo ni siquiera otra norma adjetiva que consigne procedimiento alguno, o que desglose supracitada figura. Es por ello que consideramos que la inexistencia de garantías en un proceso de este tipo, puede acarrear grandes injusticias, así como otras consecuencias negativas irreversibles para la honra y reputación de cualquier involucrado. A diferencia del nuestro, otros ordenamientos legales sí contemplan extensivamente los aspectos sustantivo y adjetivo del juicio político, aunque vale decir que puede tener otras denominaciones, tales como impeachment y acusación constitucional. Como consecuencia principal de esta situación, tenemos que en la actualidad, a la hora de realizar un juicio político, es apreciable que predomina la improvisación de los distintos actores.

Dentro de la teoría de pesos y contrapesos, este control político viene a ser un medio excepcional y sumamente importante a la hora de resguardar el interés general sobre las acciones de las autoridades públicas. Existen dos tendencias sobre los funcionarios susceptibles a este juicio: por un lado los que defienden que sólo pueden serlo los servidores del estado electos por un período determinado (como literalmente lo expresa la constitución), induciéndose que el espíritu de la norma se refiere únicamente a los electos directamente, es decir, Presidente y Vicepresidente de la República, Senadores, Diputados, Síndicos y regidores. Por otro lado quienes postulan que además de los directamente electos, están aquellos electos por los primeros, ósea indirectamente, como lo serían Jueces de la Cámara de Cuentas, de la Junta Central Electoral, etc. El 30 de septiembre del 2008, la Suprema Corte de Justicia refiriéndose a este asunto, estableció el criterio jurisprudencial de que el Juicio Político es inaplicable a los jueces de la SCJ, valiéndose como argumento principal, de que no son electos por período de tiempo determinado.

Establece nuestra Constitución, que mala conducta y faltas graves en el ejercicio de las funciones públicas, son las razones que pueden dar origen a una acusación constitucional. Un amplio margen se obtiene para interpretar y deducir cuáles pueden ser estas razones. La doctrina imperante plantea que las malas conductas y faltas graves no son más que infracciones, delitos comunes y otras indisciplinas. En algunos sistemas como el de los EE.UU., vemos con frecuencia que desde la mínima acusación que se le formule a cierta clase de funcionarios, sin que al momento se haya producido un formal sometimiento, el susodicho renuncia con cierta rapidez, lo que puede considerarse como una medida preventiva ante la eventualidad de que mediante el impeachment sea declarado culpable, y una de las sanciones complementarias puede ser la inhabilitación para ocupar cargos públicos. En nuestro sistema, la sanción predeterminada es la destitución del cargo, no obstante, puede quedar abierta la posibilidad de un sometimiento jurisdiccional.

Las garantías del debido proceso deben imperar ante todo tipo de acusación, ya que sin derechos fundamentales no hay estado democrático de derecho, y el debido proceso es parte elemental del conjunto de derechos fundamentales. El problema radica en las imprecisiones que tiene nuestro ordenamiento en torno a dicha figura, lo que hace inaplicarle correctamente el debido proceso de ley. Se encuentra consagrado en la Convención Americana de Derechos Humanos (fuente internacional del bloque de constitucionalidad), así como también en la misma Constitución dominicana, además de otros instrumentos normativos. Contiene principios tales como la oralidad, contradictoriedad, publicidad, y otros preceptos por los cuales se debe regir un proceso acusatorio en general. Aunque ya hemos planteado nuestro punto de vista respecto a este apartado, cuando dijimos que “consideramos que la inexistencia de garantías en un proceso de este tipo, puede acarrear grandes injusticias, así como otras consecuencias negativas irreversibles”, debemos añadir que habría que realizar un análisis profundo y exhaustivo para determinar en qué medida éstos principios, practicados en toda materia jurisdiccional, son aplicados de la misma manera en acusaciones constitucionales al nivel que se requiere.

Un ejemplo tangible de lo precedentemente expuesto, es el caso del principio de legalidad, donde debe haber cierta determinación, taxatividad o tipicidad de lo que se considera punible, en otras palabras, razones suficientes que puedan dar apertura al juicio, condiciones poco características de este tipo de procesos en nuestro país. Otro ejemplo a nuestro entender, es el “non bis in idem”, que postula que no pueden imponerse dos agravaciones como consecuencia de un mismo hecho, principio que también quedaría desestimado en un juicio político, por el hecho de que el acusado, si es hallado culpable, puede quedar sujeto a un nuevo proceso, esta vez judicial. Por esto es que en el caso dominicano, habría que hablar con reservas sobre el debido proceso en una acusación constitucional. Resulta claro y evidente, que el Juicio Político no es materia Judicial, pero entonces, no debería hacerse referencia al mismo debido proceso en término jurídicos, sino a un debido proceso con excepciones, con reservas, algo que sería contraproducente. Así lo consideramos porque el debido proceso es uno sólo, y tal como dice el Magistrado Domingo Vásquez “el debido proceso de Ley, como un derecho que resulta por ser un atributo de la persona humana, es inherente a todo individuo en razón de su condición de ser humano, tal como lo enuncian, junto a otros derechos y garantías fundamentales que ostentan el mismo carácter, los ordenamientos constitucionales de los Estados, así como el ordenamiento internacional”. En consecuencia, el debido proceso es uno e inmutable, sin reservas, inherente a todos, sin distinción de la función que desempeñe, razón suficiente para garantizarlo plenamente hasta en un juicio político inclusive.

En República Dominicana, el Juicio Político es de escasa práctica, y su desarrollo no es vasto ni suficiente a la altura del siglo XXI, donde constantemente se pregona por un estado democrático de derecho, sin combinarlo con firmes acciones en aras de concretizarlo. No hay otra razón que sea la complicidad del velo impune con que se ha cubierto el poder político nacional a través de los años que aún lo mantiene estacando. Este tipo de control debe pasar a ser de una reliquia centenaria, a un arma vanguardista contra la impunidad y la corrupción, con la salvedad de que deben existir reales garantías que permitan un verdadero ejercicio de los derechos.

"El gobierno no es una razón, tampoco es elocuencia, es fuerza. Opera como el fuego; es un sirviente peligroso y un amo temible; en ningún momento se debe permitir que manos irresponsables lo controlen." [George Washington.]

Ernesto Guzmán Alberto.

 

©2009 Ernesto Guzmán Alberto | Template Blue by TNB